Llega el día de la boda y todas, sin excepción, todas las novias se ven bellas por tanta felicidad y emoción que irradian, ves en sus ojos la ilusión de llegar a su esperado día. Denis no fue la excepción, atenta a cada detalle y relajándose para no pensar demasiado y solo disfrutar.

Las bodas en hacienda siempre tienen ese toque mágico que les da estar rodeadas de naturaleza como esta hacienda llamada Hacienda de Santo Cristo en Atlixco Puebla, una hacienda grande e imponente con diferentes escenarios para hacer llevar a cabo diferentes momentos de la boda, la capilla, el jardín, los patios, el campanario, etc.