Tuve la fortuna de documentar los XV de Karen que se llevaron a cabo en el Salón Acanto del Restaurante El Lago, en Chapultepec, CDMX. En medio de una ceremonia que se caracterizó por un sacerdote que fomentó la expresión de sentimientos entre madre e hija, y donde las abuelas de Karen le desearon todo el amor del mundo.

Karen, una de mis niñas quinceañeras más fotogénicas que haya tenido, muy dispuesta a cooperar en todo con tal de tener los mejores recuerdos. Rodeada de familiares y amigos, Karen no hizo más que disfrutar al máximo su noche.