En la sesión previa de Monse, todo salió de maravilla, pero de verdad todo y mucho se lo debo a los papas de Monse que en todo momento tuvieron absoluta disposición para cualquier locura que les proponía. A nada me dijeron que no y a todo accedieron aunque al inicio pudiera parecer alguna idea fuera de lugar ellos en todo momento confiaron en mi. Y saben, cuando hay tal disposición por parte de mis clientes es cuando mejor sale el trabajo que les entrego.

Sí… definitivamente mis clientes favoritos son aquellos que me dejan experimentar con su boda o sus XV años…

Aquí las fotos de Monse, espero que las disfruten.

Vero